Santiago de Chile 08.07.2011


Exigen lomo de toro o semáforo para cruzar segurolas

08.06.2011 Publicado en El espía que te sapeó

Tráfico en callejón Lo Ovalle achaca a vecinos de San Miguel, que no pueden cruzar a la vereda de enfrente.

Achacados andan hace rato los vecinos que residen en el sector de callejón Lo Ovalle con San Petersburgo, en San Miguel, ya que,  por el alto tráfico, deben caminar varias cuadras... para cruzar a la vereda de enfrente.

Pero ése es sólo uno de los atados que deben sobrellevar quienes viven allí, según asegura don Francisco, que llamó a Yeims Pop para que les diera una manini.

"Por esta calle pasan muchos vehículos, y más encima tiene doble sentido, lo que ha provocado que los accidentes estén a la orden del día", parte contando el hombrón.

Y añade: "Son como diez cuadras en las que no hay semáforo, por lo que los vehículos agarran mucha velocidad, y para quienes vivimos acá es imposible cruzar la calle en forma segura. De hecho, hay horas en que esta calle se transforma en una pista de carrera".

El asunteque no sólo incomoda a los "ciudadanos de a pie", sino que también representa un atado para quienes van en su auto por San Petersburgo y pretenden doblar hacia el oriente.

"En las horas punta pasan cualquier rato esperando hasta que pasan, porque entre los autos particulares, los cuatro recorridos de micros del Transantiago y el recorrido del colectivo, con suerte avanzan algo", puntualiza don Francisco.


ALTERNATIVAS

Para él, la raíz de todo el problema es que en esa esquina "falta un semáforo para que los peatones podamos cruzar a la vereda de enfrente y para que los conductores no queden atrapados en el taco".

"La Muni de San Miguel conoce perfectamente lo que pasa acá, pero no sabemos si no tiene los medios económicos para arreglar el problema o el semáfoto tiene que autorizarlo el Ministerio de Transportes o el de Obras Públicas, pero lo cierto es que sería la mejor solución para quienes vivimos acá, porque hay muchos adultos mayores que no están en condiciones de cruzar la calle corriendo para que no los atropellen".

Según el titán, si esta solución resulta muy engorrosa, lo más práctico sería "instalar varios lomos de toro hacia el oriente y hacia el poniente, para que los conductores no le puedan meter pie al acelerador en forma indiscriminada. Aunque no es lo más seguro para los peatones, al menos nos ayudaría para cruzar la calle y seguramente también bajaría el número de accidentes que se producen en esta esquina".


SUMA Y SIGUE

El atado que tienen los vecinos para cruzar la calle no es lo único que los achaca, según asegura don Pancho.

Así, por ejemplo, menciona el drama que viven porque por su lado de la vía sólo hay vereda en las inmediaciones del condominio, pero poco más allá se termina y empieza el tierral, en verano, y el barro permanente en invierno.

Claro, en  el Callejón Lo Ovalle sí existe la vereda de enfrente, pero llegar allá es toda una aventura para los pobres vecinos.

Por si fuera poco, por la calle San Petersburgo también hay una vereda, pero por la inclinación del terreno se inunda y queda inutilizada con la lluvia.

O sea, puros atados hasta ahora, pero con Yeims echándole el ojo al asunto, los vecinos confían en una pronta y definitiva solución. Así que, autoridades, a ponerse las pilas.

Otros artículos de interés:



Contáctanos


Únete al grupo de MiBarrioPop y entérate primero de lo que ocurre en tu barrio

aca va el embed

¿En qué prefiere circular por su comuna?